Equipo de Trabajo COVID-19 / Salud. Seguridad. Comunidad.

23 de junio de 2020

Queridos fieles de la Iglesia de Saint Peter’s (English above):

Ayer, nuestra ciudad entró en la Fase II del proceso de “reapertura” que sigue las pautas estatales y de la ciudad.  Con ustedes, tenemos la esperanza de que en este momento nuestros compañeros neoyorquinos mantendrán el distanciamiento físico, atenderán una mayor higiene y continuarán con la práctica crucial de usar tapabocas mientras estén en público.  Estas y muchas otras medidas no solo fomentan la seguridad y la salud, sino que protegen a nuestros trabajadores esenciales, a nuestros profesionales de la salud y a nuestros “vecinos”, muchos de los cuales tal vez nunca lleguemos a conocer por su nombre.

En su reunión del sábado 13 de junio, el Consejo Parroquial nombró un Equipo de Trabajo COVID-19.  El Grupo de Trabajo guiará la reapertura de nuestra parroquia, interactuando con las directrices y directivas estatales y municipales, y de la Oficina del Obispo.  Dicho Equipo está rastreando datos, organizaciones similares y nuestra propia comunidad.

Nuestra comunidad ha sido devastada por COVID-19, ahora con 50 muertes y más de 80 personas enfermas, por lo que nuestros planes serán cautelosos y deliberados.  La toma de decisiones se llevará a cabo paso a paso, centrada en la salud y basada en datos especialmente importantes a medida que comenzamos nuestra vida como la “Nueva Iglesia de Saint Peter’s” con una estructura y gobierno unificados.

Nuestra nueva parroquia se beneficia de la sabiduría de Moni Mendoza, quien conoce muy bien la comunidad de la ex “Iglesia de Sión”.  Del mismo modo, nos beneficiamos del Dr. Justin List, que es un médico ejecutivo que trabaja para el gobierno de Nueva York, incluyendo la planificación estratégica de COVID-19; y de John Scibilia quién ha manejado múltiples crisis, especialmente como Director Ejecutivo de Lutheran Disaster Response New York.  Estamos en deuda con su voluntad de compartir su experiencia y servir a nuestra parroquia de esta manera.

Algunas iglesias están comenzando a anunciar planes para su reapertura.  Si bien, junto con nuestro equipo de trabajo creemos que es prematuro anunciar una fecha exacta, queremos decirles que estamos trabajando arduamente para prepararnos para nuestra reapertura gradualmente.  Nos estamos preparando para las limitaciones en el número de personas que pueden estar en el edificio, así como los protocolos de entrada. Estamos examinando procedimientos litúrgicos.  Nuestro equipo de administración de propiedades está preparando desinfectantes para manos y eliminando muebles en los que las personas puedan congregarse. Hay mucho por examinar y reexaminar.

Mientras tanto, estamos conscientes de que la iglesia no está cerrada.  Nunca hemos cerrado.  Tenemos y seguiremos proveyendo ministerio a las personas necesitadas.  Hemos sido y seguiremos siendo una comunidad virtual.  En el transcurso del verano comenzaremos a grabar liturgias desde nuestro santuario.  Esto le dará al personal la práctica de estar en el espacio antes de darles la bienvenida, y nos dará a todos la oportunidad de ver, no solo nuestro hermoso santuario nuevamente, sino también cómo nos moveremos dentro de él una vez que podamos comenzar a regresar en persona.

Deseamos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para atender la seguridad de todos.  Si hay algo que hemos aprendido de esta pandemia es que somos tan vulnerables como los más vulnerables.  Vivir los caminos del amor profundo por el prójimo es nuestro llamado en este momento.  Así es como fomentamos la salud, la seguridad y la comunidad, incluso en medio de tanta incertidumbre.

Gracia y paz para ustedes,

Fabián y Jared

El Reverendo Fabián Arias
El Reverendo Jared R. Stahler